Imagenes en Celeste

miércoles, 6 de abril de 2011

En estos 56 años, Simplemente Gracias.


Cuando estamos en el 56 aniversario del querido amigo O’Higgins de Rancagua se vienen a la mente mil recuerdos de cosas vividas en tantos años siguiendo a la Celeste, tantos años de ilusión y de seguir soñando que este si será nuestro año.
Pero hay cosas que O’Higgins me ha dado que no cambiaría por ningún título, tantas aventuras, viajes, amistades atesorados durante estos 23 años de seguir a la Celeste.

Primero que todo son mis viejos los que me enseñaron a amar a este equipo, mi viejo me enseño a seguirlo y a apoyarlo siempre, y así se me vienen a la mente los viajes a Copiapó, específicamente tres donde partimos solos por el solo hecho de acompañar al equipo, el último viaje juntos a la tercera región el 2003, simplemente inolvidable, solo los dos llegamos de Rancagua y apoyamos todo el partido.

Compartir viajes con la familia, ver a la familia en el estadio, compartir el tablón con mis sobrinos, vivir la alegría de un triunfo a colo colo abrazados a ellos es impagable, verlos decir con orgullo que son de O’Higgins y que traten de contagiar sus colores a compañeros y amigos me llena de orgullo.

Con la Celeste conocí a mis mejores amigos, de compartir en barras, algunos desde los tiempos de la Forta, O´Higgins me dio la opción de crear lo que es mi mayor orgullo, la Trinchera Celeste, y ver que siempre hay muchachos que quieren seguir haciendo más grande a esta barra y que ahora son ellos los encargados de hacer más grande aun lo que algunos ya construimos. Amigos de estadio, de actividades por O’Higgins, de viajes, un sinfín de gente linda que es el mejor regalo que la Celeste podría dar.

Por la Celeste conocí y me enamore de la mujer que me acompaña en la vida, hemos vivido tantos bellos momentos con O’Higgins, como también de los otros, pero siempre estará el ánimo para seguir estando juntos con la Celeste y de seguir haciendo actividades por O’Higgins.

Cuando mi viejo me llevo por primera vez al estadio no me ofreció un equipo ganador, en si no me ofreció nada y ni siquiera la bandera que le pedí aquella primera noche en El Teniente me la pudo comprar, pero todo lo que me ha dado la Celeste es mejor que cualquier copa, quizás nuestras vitrinas están vacías, pero cuando voy al estadio, cuando viajo, cuando llevo mis colores por la calle, y cuando veo la gente que me han regalado estos años de hincha, estoy cada vez más agradecido del mejor regalo que me pudo hacer mi viejo.

Feliz Cumpleaños Querido Amigo, cuando más te necesite siempre ahí estuviste, por eso en las caídas mi aliento será más fuerte para darte las fuerzas para levantarte.

2 comentarios:

nano dijo...

Siempre has sido de las imagenes que tengo de O'Higgins. Has entregado tanto por recibir a cambio nada, solo el aliento y el alentar los 90 minutos. Grandes vivencias has tenido y seguiremos teniendola. Tambien siento que este es nuestro año al fin. Pero siempre las iluciones nos juegan una mala pasada. Este cumpleaños es algo distinto para mi, Ver que los mandamases de esta gran institucion no han sido capaces de organizar algo acorde con lo que es esta bella ciudad. Hoy lo comentaba menos mal que estamos nosotros para hacer algo diferente, para que se note que estamos de cumpleaños y el por que O'Higgins nos llena la vida. Daremos todo por nuestra insitucion el tiempo que estemos con vida. Has sido para muchos una persona a seguir y eso lo han demostrado llevando a cabo cada travesia en cada viaje, en cada rincon de este pais por estar presente. Siempre abra alguien gritando un OHI-OHI y nunca nuestro O'Higgins jugara solo.. Feliz aniversario Querido O'Higgins, Gracias Francisco por enseñarnos a que a nuestra insitucion se le respete! Saludos cumpa

Mauricio dijo...

Pancho, tus palabras me representan fielmente, la única diferencia es que soy un poquito más viejo y ya alentaba y sufría con la celeste a fines de la década del 60: "oso Díaz, Tanque Rojas, Acevedo, Cuevas, Bedwell, Arias, Negro Pino, Fredy León y tantos otros. Pero aquí estoy apoyando y alentando desde Puerto Montt, en donde no habemos más de 5 celeste en toda la ciudad; pero eso nos hace ser diferentes y únicos.
De ti también muy buenos recuerdos, como cuando nos conocimos en un partido frente a Osorno y te defendias con una bengala de las vacas de Osorno.
Lo que es para algunos una ida al estadio, es para nosotros un largo viaje de kms. y kms. para alentar con cualquiera de las 3 posibilidades. Triunfo (los menos), empates y derrotas. No importa pero nada cambiará el amor incondicional.